Las impresoras 3D siguen creciendo y ampliando su campo de acción en diversas disciplinas, sin embargo uno de los principales obstáculos es el precio, lo que hace que su alcance aún esté limitado para algunas personas sobre todo en profesionales independientes.

Por lo anterior, una propuesta como la de 3Doodler, que consiste en un bolígrafo que imprime en 3D a mano alzada, es muy interesante por su precio y alcance, una propuesta que se está actualizando para ofrecernos una opción más profesional gracias la incorporación de nuevos materiales para dibujar en el aire. Conozcamos los detalles del nuevo 3Doodler Pro.

3Doodler Pro

La compañía 3Doodler nació en 2013 cuando lanzaron una campaña en Kickstarter donde buscaban financiación para crear un bolígrafo capaz de crear dibujos en 3D, como si fuese una impresora 3D a mano. La campaña fue un éxito pero el producto estaba dirigido a un segmento más casual por simple entretenimiento.

Ahora, la compañía esta anunciando su segundo producto en su historia, el 3Doodler Pro, que se basa en la misma idea de crear a mano dibujos y pequeñas esculturas pero ahora bajo un concepto pensado en profesionales, dirigiéndose a ingenieros, diseñadores y arquitectos.

Entre las características de este nuevo 3Doodler Pro nos encontramos con un cuerpo en fibra de carbono, así como la capacidad de poder usar nylon, madera, policarbonato y pequeños filamentos en cobre y bronce para dar mayor resistencia a nuestras creaciones. Cada material ofrece distintos colores y propiedades, ya que uno es más flexible, otro enfría y solidifica más rápido, otro deja un aspecto de tela, y así dependiendo de las combinaciones y la temperatura que usemos.

El bolígrafo cuenta con su propio ventilador que sirve para regular el secado del material, también podemos elegir la temperatura para jugar con las propiedades del material y dar distintos aspectos, además de una pantalla LCD donde podremos ver en todo momento la configuración que tengamos activada.

El kit del 3Doodler Pro incluye 6 puntas de distinto grosor, su precio es de 249 dólares, por el momento sólo está disponible en los Estados Unidos a través de la tienda oficial del MoMA, pero en los próximos días llegará a más tiendas en línea como Amazon, lo que hará que arranque con la distribución internacional.

A pesar de que se muestra como una opción atractiva y viable para profesionales, no se menciona nada acerca de los repuestos de material y su precio, por lo que habrá que analizar si se trata de una buena inversión a largo plazo.

Un coche a tamaño natural con el 3Doodler

Más de 13,8 km de filamento de plástico y unas 800 horas han sido necesarios para realizar la mayor escultura del mundo ejecutada con un bolígrafo 3D 3Doodler. El modelo es una una réplica a tamaño real del Nissan Qashqai Black Edition, y se ha realizado para celebrar el lanzamiento de esta versión.

La obra de arte fue dibujada a mano minuciosamente por un grupo de artistas con los bolígrafos 3D facilitados por la marca 3Doodler. Trabajaron prestando auténtica atención al detalle para asegurar que su creación expresaba el diseño del nuevo crossover, que ya está a la venta.

Aunque Nissan fabrica 58 vehículos por hora en su fábrica de Sunderland, esta versión de diseño especial necesitó de 800 horas de trabajo hasta estar finalizada durante tres semanas. La escultura final mide 4,4 metros de largo y 1,6 metros de alto.

Anuncios